Extensión Cultural Universidad de Antioquia Alcaldía de Medellín
  • La orfandad de Telémaco. Sílaba Editores

    Sílaba Editores, La Secretaría de Cultura Ciudadana y La Universidad de Antioquia, Vicerrectoría de Extensión-Departamento de Extensión Cultural- invitan a la presentación del libro La orfandad de Telémaco de Elkin Restrepo.

    Presentación del libro: Ignacio Piedrahíta A.
    Lugar: Edificio de Extensión. Auditorio Principal. Calle 70 No 52 - 72
    Fecha de realización: Jueves 17 de mayo de 2012
    Hora: 7:00 p.m.

    MAYORES INFORMES: silabaeditores@gmail.com | Cel. 313-649-0459
    Visite nuestro nuevo sitio web: www.silaba.com.co

  • El escritor

    Elkín Restrepo

    Elkin Restrepo. Nació en Medellín. Escribe poesía y cuento. Fue profesor de literatura en la Universidad de Antioquia y maestro entrañable de muchos escritores. Ha fundado y dirigido varias revistas literarias: Acuarimántima, fundada con José Manuel Arango, Miguel Escobar, Jesús Gaviria, Víctor Gaviria, Helí Ramírez, y Orlando Mora. Durante 33 números Aquarimantima abrió espacios nuevos a la poesía moderna en Medellin y el país. Luego vendría la revista Poesía. Y más tarde DESHORA, la más amplia y bella de todas para Elkin, que se publicó hasta la muerte de José Manuel, 9 números, y donde participaron también Juan José Hoyos y Mary Luz Vallejo. En el 2003, nació Odradek, el cuento que se publica dos veces al año, codirigida con Claudia Ivonne Giraldo, Lucía Donadío y José Zuleta. Actualmente dirige la Revista Universidad de Antioquia Además de las revistas, los libros y la pasión por el cine, Elkin también es dibujante y ha hecho grabado y tiene el buen ojo de fotógrafo.

  • Sobre el libro

    La orfandad de Telémaco reúne un conjunto vivaz de cuentos, donde se cruzan las nostalgias críticas del autor sobre remotas épocas libertarias (la eclosión de los años 60 del siglo XX) y una variedad de asuntos, como la mujer que hace el duelo de la separación de su pareja en una casa que está para alquiler, y tantos otros temas que nos atrapan y que suscitan emociones en el lector. La prosa de Elkin no necesita reinventarse en cada cuento para ser distinto. Al contrario, por conocer tan bien sus registros, crea una música propia, que otros podrían llamar estilo, la cual se propaga de un cuento a otro hasta el final de sus páginas.